Resinas

Resina epoxi

La resina epoxi es un polímero termoestable que se endurece cuando se mezcla con un agente catalizador o endurecedor. Las más frecuentes son producto de una reacción entre bisfenol-a y la epiclorohidrina, el bisfenol A se obtiene de fenol y acetona. Las resinas epoxi están constituidas comúnmente de dos componentes que se mezclan previamente antes de ser usados; al mezclarse reaccionan causando la solidificación de la resina, su curado se realiza a temperatura ambiente, durante ese curado o secado se forman enlaces cruzados lo que hace que su peso molecular sea elevado.

Existen varios tipos de resina ipoxi:

  • Resinas de glicidiléster: para aislamiento eléctrico, impregnaciones al vacío, laminaciones, para piezas de coladas y para piezas de alta resistencia a la intemperie.
  • Resinas de glicidilamina: para piezas que deban retener sus propiedades mecánicas a altas temperaturas, piezas resistentes a la radiación nuclear, laminación húmeda y para enrollamiento.
  • Resinas brominadas: para piezas que deban tener resistencia a las llamas.

La resina ipoxi se caracteriza por tener excelentes propiedades mecánicas, una fuerte adhesión a la mayoría de los materiales, y termoestabilidad. Tambien tiene baja contracción al curar (entre un 1 y un 2%), elevada resistencia química y a la abrasión. Cuenta también con buenas propiedades eléctricas, una absorción de agua reducida y hasta 300º no empieza a quemarse.