Resinas

Mortero de resina epoxi autonivelante

El pavimento autonivelante se caracteríza principalmente por su acabado extra liso y monocolor siendo el pavimento adecuado para laboratorios, salas limpias y en general para áreas donde la limpieza sea de suma importancia.

El mortero autonivelante además de resina lleva carga de árido de muy baja granulometría para conferirle mayor resistencia y espesor.

Es similar al tratamiento del pintura epoxi. La principal diferencia es que la segunda capa de resina es más densa porque lleva más cantidad de material lo que le confiere mayor espesor y resistencia mecánica final.

Al ser un mortero fluido se debe aplicar con llana dentada para extenderlo y rodillo de púas para eliminar las burbujas de aire que aparecen.

Tiene buena resistencia mecánica aunque al estar formado principalmente por resina con poco árido se puede rallar con cierta facilidad, sobre todo si hay tráfico mecanizado. Su espesor varía entre 1 y 3 mm.

Este tipo de pavimento es recomendable para áreas con tráfico bajo o medio.

Se puede hacer antideslizante dando al final una mano de sellante antideslizante