Hormigón impreso. Antes y después.

El hormigón impreso es una solución perfecta para la rehabilitación de un suelo deteriorado.

Presenta grandes ventajas:

  • RÁPIDA EJECUCIÓN. En muchos casos se trata de realizar un recrecido en la superficie de un espesor mínimo de hormigón. Se evita una preparación de terreno costosa.
  • LIMPIO. Al tratarse de un acabado continuo permite que su limpieza sea muy cómoda.
  • DURADERO. Requiere de muy poco mantenimiento.

EJEMPLO:

Estado previo.
Acabado en hormigón impreso.
Hormigón impreso en Álava.